Pan casero ecológico

Hacer pan casero ecológico es una forma maravillosa de disfrutar de un alimento saludable y nutritivo, al tiempo que apoyas prácticas sostenibles y responsables con el medio ambiente. A continuación, te presento una receta sencilla para hacer pan casero ecológico con ingredientes de origen orgánico y sin aditivos químicos.

Pan casero

Ingredientes

Preparación

  1. Preparar la levadura: si usas levadura fresca, desmenúzala en un bol pequeño y disuélvela en 100 ml de agua templada con la miel o el azúcar. Deja reposar durante 10-15 minutos hasta que veas burbujas y espuma en la superficie, lo que indica que la levadura está activa. Si usas levadura seca, mézclala directamente con la harina.

  2. Mezclar los ingredientes secos: en un bol grande, tamiza la harina integral para airearla un poco. Añade la sal y mézclalo todo bien.

  3. Añadir los ingredientes líquidos: haz un hueco en el centro de la harina y añade la mezcla de levadura (si usas levadura fresca) junto con el resto del agua templada y el aceite de oliva. Si usas levadura seca, mezcla el aceite y el agua directamente con la harina y la sal.

  4. Amasado: mezcla todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea. Pasa la masa a una superficie ligeramente enharinada y amasa durante unos 10-15 minutos hasta que la masa esté suave y elástica. Si la masa está demasiado pegajosa, añade un poco más de harina; si está demasiado seca, añade un poco más de agua.

  5. Primera fermentación: forma una bola con la masa y colócala en un bol ligeramente aceitado. Cubre el bol con un paño húmedo o film transparente ecológico y deja que la masa repose en un lugar cálido durante 1-2 horas, o hasta que haya doblado su tamaño.

  6. Formar el pan: una vez que la masa ha fermentado, colócala de nuevo en una superficie enharinada. Amasa ligeramente para desgasificar y forma el pan a tu gusto (puedes hacer una barra, un pan redondo, o dividir la masa en panes más pequeños).

  7. Segunda fermentación: coloca el pan formado en una bandeja de horno ligeramente enharinada o cubierta con papel de horno ecológico. Cubre de nuevo con el paño húmedo y deja reposar durante unos 30-60 minutos para la segunda fermentación.

  8. Precalentar el horno: mientras la masa reposa, precalienta el horno a 220°C (430°F). Coloca una bandeja con agua en el fondo del horno para crear vapor, lo que ayudará a obtener una corteza crujiente.

  9. Hornear: realiza cortes en la superficie del pan con un cuchillo afilado para permitir que el vapor salga mientras se hornea. Coloca el pan en el horno y hornea durante unos 25-30 minutos, o hasta que el pan esté dorado y al golpearlo en la base suene hueco.

  10. Enfriar: una vez horneado, saca el pan del horno y deja que se enfríe sobre una rejilla antes de cortarlo. Esto ayudará a que la textura del pan se asiente correctamente.

Consejos adicionales

  • Variaciones: Puedes agregar semillas ecológicas como sésamo, chía o linaza a la masa para darle un extra de nutrición y sabor.
  • Conservación: Guarda el pan en una bolsa de tela ecológica o envuelto en papel para mantener su frescura.

Disfrutar de este pan casero ecológico no solo te brindará un alimento delicioso y saludable, sino que también estarás apoyando prácticas sostenibles y cuidando del medio ambiente. ¡Buen provecho!

Propiedades del pan casero ecológico

El pan casero ecológico no solo ofrece un sabor y una textura superiores a los productos comerciales, sino que también aporta numerosos beneficios nutricionales y medioambientales. A continuación, te detallamos las propiedades más destacadas del pan casero ecológico:

Propiedades Nutricionales

  • Fibra dietética: Al utilizar harina integral ecológica, el pan casero contiene una mayor cantidad de fibra, esencial para una digestión saludable, el control del azúcar en la sangre y la reducción del colesterol.
  • Vitaminas y minerales: La harina integral aporta vitaminas del grupo B (como B1, B3 y B5), vitamina E, y minerales como el hierro, magnesio, zinc y selenio. Estos nutrientes son fundamentales para el metabolismo, la salud del sistema nervioso y la función inmunológica.

Bajo en Aditivos y Conservantes

Al ser hecho en casa, puedes controlar los ingredientes y evitar aditivos, conservantes, colorantes y sabores artificiales comunes en los panes comerciales. Esto hace que el pan casero ecológico sea una opción más saludable y menos probable de causar reacciones adversas o intolerancias.

Menor Índice Glucémico

El uso de harinas integrales y la ausencia de azúcares refinados ayuda a mantener un índice glucémico más bajo. Esto significa que el pan se digiere y absorbe más lentamente, proporcionando una liberación gradual de energía y ayudando a mantener niveles estables de azúcar en la sangre.

Proteínas de Calidad

El pan casero ecológico puede ser una buena fuente de proteínas, especialmente si se utilizan harinas integrales y se añaden semillas o frutos secos. Las proteínas son esenciales para la reparación y el crecimiento de los tejidos, así como para la producción de enzimas y hormonas.

Beneficios para la Salud

  • Mejora la salud digestiva: La fibra presente en el pan integral ecológico promueve la salud digestiva al prevenir el estreñimiento y apoyar una microbiota intestinal equilibrada.
  • Apoyo al control de peso: Gracias a su contenido en fibra y su índice glucémico bajo, el pan casero ecológico puede ayudar a mantener una sensación de saciedad por más tiempo, lo que puede ser beneficioso para el control del peso.
  • Reducción de riesgos de enfermedades crónicas: El consumo regular de granos integrales se ha asociado con una reducción del riesgo de enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer.

Impacto Medioambiental y Social

  • Producción sostenible: Los ingredientes ecológicos se cultivan sin el uso de pesticidas y fertilizantes sintéticos, lo que reduce la contaminación del suelo y del agua, y promueve la biodiversidad.
  • Reducción de la huella de carbono: Al hacer tu propio pan en casa, reduces la dependencia de productos comercialmente producidos que a menudo implican largas cadenas de suministro y mayores emisiones de carbono. Además, el pan casero evita el uso de envases plásticos y materiales no biodegradables.
  • Apoyo a la agricultura local: Al elegir ingredientes ecológicos, a menudo estás apoyando a pequeños agricultores y productores locales que practican métodos de cultivo sostenibles y responsables.
  • Empoderamiento y conexión con la alimentación: Hacer tu propio pan te conecta con el proceso de elaboración de alimentos, fomentando una relación más consciente y saludable con lo que consumes. Además, este acto puede ser una actividad familiar enriquecedora y educativa.

Calidad y Sabor Superior

  • Sabor auténtico: El pan casero ecológico tiene un sabor y una textura que difícilmente pueden igualarse con los panes industriales. La frescura y la calidad de los ingredientes se reflejan en cada bocado.
  • Versatilidad en la preparación: Al hacerlo en casa, puedes experimentar con diferentes tipos de harina (trigo, espelta, centeno), añadir semillas, frutos secos, o incluso hierbas y especias, creando panes únicos y personalizados.

Comentarios (0)

No hay comentarios en este momento

Nuevo comentario

Producto añadido a sus preferidos

 Suscríbete a nuestra newsletter

Y CONSIGUE 5 € DE DESCUENTO*

*válido hasta final de mes en pedidos superiores a 45 € impuestos incluidos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para
obtener datos estadísticos de la navegación de
nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios.
Si acepta o continúa navegando, consideramos
que acepta su uso. Puede cambiar la configuración
u obtener más información aquí 

Producto añadido para comparar